147

USO CORRECTO DE MEDICAMENTOS (III): ADMINISTRACIÓN DE INHALADORES (1ª parte)

¿Qué es un inhalador?




Es un dispositivo que se utiliza para la administración de medicamentos directamente en los pulmones.
De hecho, se utiliza para el tratamiento de enfermedades obstructivas de las vías aéreas como asma, bronquitis crónica…

La administración de los medicamentos por vía inhalada con respecto a la vía oral, presenta una serie de ventajas debido a su acceso directo al sistema respiratorio:




- Inicio más rápido de la acción terapéutica.
- Se requiere una dosis de medicamento menor.
- Se minimizan las reacciones adversas.






No obstante, la mayor limitación para que estos medicamentos consigan el efecto terapéutico deseado, estriba en la técnica de administración o de inhalación.

Sistemas de inhalación o tipos de inhaladores.

- Inhaladores en cartucho presurizado:
Convencional.
Activados por la inspiración: Autohaler®, Easy Breath®.
Con cámara de inhalación.

- Inhaladores de polvo seco.
Sistema de dosis única: Handihaler®.
Sistema multidosis: Turbuhaler®, Accuhaler®.

Sistemas de inhalación o tipos de inhaladores.

-Inhaladores en cartucho presurizado:

Convencional



Está formado por:

Cartucho: Es un contenedor cilíndrico y metálico, donde el medicamento micronizado (en forma de pequeños cristales) se encuentra mezclado con un gas comprimido o licuado, llamado propelente.
Válvula dosificadora que libera con cada pulsación una dosis predeterminada del medicamento micronizado.
Envase externo de plástico, en el que se encajan las dos piezas anteriores. La presión ejercida sobre el cartucho acciona la válvula y permite la salida del medicamento, en forma de aerosol, a través de la boquilla.


Para saber cómo utilizarlo pincha aquí.

Sistemas con autodisparo o activados por la inspiración:



Tienen una estructura muy similar a la de los cartuchos presurizados convencionales. Difieren en que la válvula no libera el medicamento por presión sino cuando se produce una corriente de aire inspiratoria a través de la boquilla. Son sistemas multidosis y algo mayores que los convencionales, pero compactos, es decir, no permiten la extracción del cartucho del armazón exterior.

Para saber cómo utilizarlos pincha aquí.

Cámaras de inhalación:

Son unos dispositivos que se acoplan al cartucho presurizado, y que sirven para mejorar la inhalación de los medicamentos que se administran con cartucho presurizado.



Al acoplarse al cartucho presurizado se intercala entre éste y la boca del paciente, con lo que se aumenta el espacio entre ambos y se enlentece la velocidad de salida del aerosol, consiguiendo así:

- Evitar la dificultad de realizar una correcta sincronización entre el disparo del cartucho y la inspiración del paciente.
- Que aumente la evaporación del propelente y se elimine el efecto “freón-frío”, que se percibe con la inhalación directa a través del cartucho presurizado.
- Que las partículas de medicamento de mayor tamaño choquen contra las paredes de la cámara, reduciendo su impacto en nuestra boca y garganta donde pueden dar lugar a efectos adversos locales, como afonía y candidiasis (infección por hongos) orofaríngea. Y a su vez, favorecen el depósito pulmonar del medicamento, al disminuir el tamaño de las partículas del medicamento.

Para saber cómo utilizarlas pincha aquí.